El arte de contar historias: entrevista con Anuar García, alumno de la Maestría en Teatro en UNIR México

11 / 09 / 2019

En UNIR México entrevistamos a uno de nuestros alumnos de la Maestría en Teatro y Artes Escénicas.

anuar garcia alumno unir

Anuar García Riaño es originario de Veracruz, la tierra del músico Agustín Lara, del director de cine Jorge Fons y del dramaturgo Emilio Carballido.

Formado como estratega y publicista, en el año 2010 decidió estudiar también la carrera en cinematografía. Gracias a esta formación adicional tuvo la oportunidad de vincularse profesionalmente con el sector audiovisual, trabajando como asistente de dirección, productor y creador.

En su carrera como profesionista del marketing y la publicidad, la música representa también una faceta importante. Entre los años 2015 y 2017 colaboró como publicista con la Orquesta Sinfónica de Xalapa. Y en la actualidad es el responsable de logística y vinculación en el Instituto Superior de Música del Estado de Veracruz.

Desde su perspectiva, el teatro, el cine y la publicidad tienen una cosa en común: cuentan historias.

Actualmente, Anuar García es alumno de la Maestría en Teatro y Artes Escénicas de UNIR México. Su objetivo: integrar las artes dramáticas en su trabajo como gestor de eventos culturales. Y seguir fomentando su pasión en términos profesionales: el teatro.

Vive UNIR: Para empezar, cuéntanos de dónde viene tu pasión por el teatro.
Anuar García: Viene de mi primer contacto con la representación de una obra de Federico García Lorca: La casa de Bernarda Alba. Yo tenía 12 años y la historia me impresionó. Me transmitió, sobre todo, sensaciones.

VU: Es decir que la obra de García Lorca te marcó.
AG: Sí, marcó de tal manera mi interés por el teatro que en determinado momento pensé estudiar Artes Dramáticas.

VU: Sin embargo, decidiste estudiar la licenciatura en Diseño y Producción Publicitaria, ¿por qué?
AG: Fue una decisión práctica. Yo tenía 18 años y no tenía ni la convicción ni el conocimiento sobre cómo podría ganarme la vida si estudiaba teatro. Así que un día, mirando postales publicitarias, me dije “esto es lo mío”.

VU: No obstante, parecería que después retomas lo que parecía ser tu vocación principal, y estudias cine.
AG: Sí, de hecho estudié cine casi al final de la carrera. Así que de lunes a viernes estudiaba la licenciatura en Puebla y los fines de semana me iba a la Ciudad de México a estudiar cine. Fue un año muy duro, porque tenía 20 o 21 años, pero también muy satisfactorio cuando vi los resultados.

VU: ¿Qué fue lo que aprendiste estudiando cinematografía y cómo se integró esa experiencia en tu vida profesional?
AG: Aprendí a trabajar en equipo, a valorar la importancia de cada colaborador, a coordinar esfuerzos, a conocer y administrar los costos de todos los procesos involucrados. Y la importancia del financiamiento.

VU: La música también parece ser una constante en tu vida profesional. Cuéntanos un poco de tu experiencia en la Orquesta Sinfónica de Xalapa y ahora en el Instituto Superior de Música del Estado de Veracruz.
AG: Cuando decidí volver a Xalapa tuve la oportunidad de ser aceptado en el puesto de Marketing y Logística de la Orquesta Sinfónica de Xalapa. Ahí aprendí muchas cosas: apreciar la música clásica y gestionar. Por ejemplo, fui parte del equipo que hizo posible la gira de la Orquesta en Brasil en 2016. Y ahora trabajo en el Instituto Superior de Música del Estado de Veracruz, haciendo algo parecido.

VU: Publicidad, diseño gráfico, cine, música… Parecería que habría más posibilidades. Por ejemplo, el teatro… Era inevitable que retomaras tu vocación, ¿no?
AG: Sí. Yo estaba buscando una maestría en gestión cultural pero nada de lo que vi me convencía. Y de pronto di con UNIR México. Y ahí vi la Maestría en Teatro y Artes Escénicas. Y algo se movió aquí [señala el pecho, a la altura del corazón]. Algo me recordó al Anuar de 12 años que vio La casa de Bernarda Alba. Y recordé que siempre me ha gustado contar historias. Miré el plan de estudios, lo vi muy completo, y me enamoré.

alumno maestria teatro unir mexico

 

VU: ¿Qué ventajas encuentras en no haber estudiado teatro en la licenciatura y sí ahora, que eres un profesionista consolidado en el sector cultural?
AG: Tener los pies en la tierra. Tener una perspectiva global del entorno cultural y conocer la importancia de la selección de los proyectos, de la gestión, de la producción. Te vuelves más selectivo y eliges con cuidado a tu equipo.

VU: Cuéntanos un poco tu experiencia con la maestría hasta el día de hoy.
AG: La estoy disfrutando mucho. La maestría está muy bien en contenido. Además, las tareas me están ayudando a ser más disciplinado y organizado. Al ser yo quien se está pagando la carrera, el nivel de responsabilidad y compromiso conmigo mismo es altísimo.

VU: ¿Qué es lo que más te gusta de la Maestría en Teatro y Artes Escénicas de UNIR México?
AG: Hay dos vertientes. La primera es que puedo estudiar a mi ritmo, sin tener que ir a un salón de clases, porque cuando tienes vida laboral no tienes ni la facilidad ni el tiempo para hacerlo. La segunda es el contenido, la plataforma y los maestros.

VU: ¿Y lo que menos te gusta?
AG: La teoría y el análisis [ríe]. No, en serio. Que las clases de esta materia fueran más largas. Por ejemplo, de hora y media. Sobre todo por la amplitud de los contenidos.

VU: Para terminar, ¿qué le dirías a quien esté interesado en estudiar esta Maestría?
AG: Que es una Maestría muy completa, pero que requiere de mucha autodisciplina. Si quieres dedicarte a esto no hay más remedio que trabajar duro.

VU: Muchas gracias, Anuar. Enhorabuena… ¡Y mucha mierda! (O ¡que te rompas una pierna!).
AG: ¡Muchas gracias!

Comparte esta noticia