Calidad Europea
Volver

La empresa socialmente responsable: qué es, importancia y roles implicados en su gestión

Una empresa socialmente responsable, además de mejorar su negocio, persigue realizar un impacto positivo en su comunidad, la sostenibilidad y el medio ambiente.

La empresa socialmente responsable: qué es, importancia y roles implicados en su gestión

En la actualidad, las compañías se están dando cuenta de que el éxito no depende únicamente de la obtención de grandes utilidades. Se requiere contribuir con el mundo e incidir positivamente en las personas, por lo que hay que contar con una empresa socialmente responsable (ESR) para ser realmente competitivos.

Este tipo de corporaciones, además de fundamentar su visión y compromiso en políticas que benefician a su propio negocio, buscan realizar acciones de impacto social en favor de la comunidad, la sostenibilidad y el medio ambiente, más allá de sus obligaciones.

Una empresa socialmente responsable establece como principales estándares en su cultura organizacional, la ética, la moral, y todo lo que se refiere a valores.  Este compromiso es consciente e integra a personal, accionistas, proveedores, clientes y comunidad.

Como base de acción, este tipo de corporación suele tener entre sus directrices:

  • Respeto a la dignidad de las personas.
  • Empleo digno.
  • Solidaridad.
  • Corresponsabilidad.
  • Ética, honestidad y legalidad.
  • Vinculación con la comunidad.
  • Justicia y equidad.
  • Desarrollo social.
  • Cuidado del medio ambiente.

Importancia de ser un corporación socialmente responsable

La empresa socialmente responsable se basa en la mejora continua, respetando y promoviendo el desarrollo pleno de las personas, de las comunidades en las que opera y del entorno. Una organización es realmente mejor cuando, además de alcanzar sus objetivos empresariales, aporta beneficios a sus colaboradores, sus proveedores, las familias de sus trabajadores, su entorno y el medio ambiente.

El ser socialmente responsable trae diferentes beneficios:

  • Se promueve e impulsa una cultura de competitividad responsable que busca el éxito del negocio, contribuyendo al mismo tiempo al bienestar de la sociedad.
  • Se genera un mejor clima en el trabajo e incrementa la lealtad y el compromiso entre el personal.
  • Se reducen los riesgos laborales, lo que produce ahorros en costos y gastos.
  • Se promueven condiciones de trabajo favorables para la calidad de vida, el desarrollo humano y profesional de empleados, familiares, accionistas y proveedores.
  • Se proponen soluciones hacia el desarrollo social y económico de la comunidad.
  • Incrementa la lealtad de los clientes.
  • Aumenta la confianza de los accionistas, mejora la obtención de socios y su cohesión con la empresa.
  • Facilita el acceso a financiamientos y atrae inversiones.
  • Mejora considerablemente la imagen pública de la organización. 
  • Se reducen efectos contaminantes en el medio natural y se estimula un mejor aprovechamiento de recursos naturales como agua y energía, lo que produce un impacto positivo en el ambiente, además de una reducción de gastos.

Roles implicados en la gestión de las ESR

En el desarrollo de las acciones de responsabilidad social de las corporaciones hay diferentes actores implicados. Dentro de la compañía involucra a sectores como recursos humanos, calidad, medio ambiente y seguridad laboral, entre otros, pero también se precisa el apoyo de entes externos como:

  • Gobiernos (nacional, estatal y municipal). Las administraciones juegan un papel fundamental, ya que pueden estimular las inversiones socialmente responsables, a través de políticas fiscales favorables.
  • Universidades. Es importante que estén presentes como una organización intermediaria y fuente de innovación.
  • Sindicatos. Deben sumarse a esta corriente, pidiendo que las corporaciones sean socialmente responsables con sus trabajadores.
  • Asociaciones profesionales y empresariales. Para que impulsen este tipo de prácticas entre las pequeñas y medianas empresas.
  • ONG’s. Se requiere que promuevan, garanticen e incentiven a las organizaciones para que desarrollen prácticas comerciales responsables, además de poder establecer relaciones de colaboración.
  • Consumidores/inversores. Se espera que contribuyan a través de la selección positiva y negativa que se lleva a cabo con las decisiones de consumo o inversión.
  • Medios de comunicación. Uno de los motores de la responsabilidad social corporativa es la opinión pública, en la que la prensa juega un papel fundamental.

Ejemplos de ESR

En el país, las empresas socialmente responsables se acreditan con el Distintivo ESR emitido por el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI). Algunas organizaciones que han mantenido este distintivo desde el inicio, hace 21 años, son: BBVA, Deloitte, Grupo Bimbo, S.A.B. de C.V., Hewlett Packard Enterprise México, Holcim México, Shell, Walmart de México y Centroamérica y Zimat Consultores.

En la última edición, se destacaron las prácticas de diferentes corporaciones, entre ellas la de Grupo Modelo. A raíz de la pandemia, a través del programa Por nuestro México, comenzó a apoyar a centros de salud, instituciones gubernamentales, pequeños y grandes empresarios, así como a personas en situación de vulnerabilidad con donaciones, programas sociales y hasta la creación de aplicaciones.

Por su parte, Farmacias Yza incorporó procesos, infraestructura y mecánicas de control para dar una gestión integral de los residuos generados en la operación de sus centros de distribución, lo que permite maximizar el aprovechamiento y valorización de los residuos reciclables, generando beneficio económico y ambiental.

Otro ejemplo de práctica socialmente responsable es la que lleva a cabo Gowin que, por medio de una alianza estratégica con el Instituto Otológico de Monterrey, ofrece cirugías de implante coclear a niños de escasos recursos de todo el país para que puedan recuperar la audición.

Presente y futuro de las organizaciones

La responsabilidad social empresarial representa hoy en día un valor agregado y una ventaja competitiva, pero el día de mañana será un requisito. Las organizaciones mexicanas cada vez ponen más atención a este ámbito, adoptando normas y distintivos, así como midiendo el impacto de sus acciones de forma más sistemática. Sin embargo, todavía tienen que aplicar un enfoque integral.

Para convertirse realmente en una empresa socialmente responsable es importante cuidar la calidad, el medio ambiente, la seguridad laboral y la responsabilidad social corporativa. Contar con el apoyo de un profesional con una Maestría en Sistemas Integrados de Gestión, como la que ofrece UNIR México, es esencial para emprender este camino.

Además, otra de las ventajas que poseen estos estudiantes a la hora de crear una compañía con responsabilidad social es que, gracias a un acuerdo, los alumnos de UNIR México pueden optar por certificarse en la norma europea SGE 21 con TÜV Rheinland, por un costo más económico que el precio de mercado.

La SGE 21 –diseñada para amoldarse a todo tipo de empresas, sin importar su tamaño o ramo– permite implantar, auditar y certificar un sistema de gestión ética y socialmente responsable, por lo que es clave cumplir con sus requisitos para ser una ESR. Además, es compatible con otros modelos de gestión consolidados, como el ISO 9001 de calidad, el ISO 14001 de medio ambiente y el ISO 45001 para sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo.

Títulos oficiales

Somos una universidad privada con reconocimiento de validez oficial RVOE otorgado por la SEP.

Clases en vivo

Más de 1,600 horas de clase en directo a la semana, que también podrás ver en diferido.

Tutor personal

Siempre te sentirás acompañado por un tutor, que te guiará y apoyará desde el primer día.

Calidad Europea

Experiencia educativa mexicana basada en un modelo pedagógico innovador con calidad europea.

video footer tutor

Un tutor personal siempre a tu lado

video footer alumnos

¿Quieres conocer la experiencia de nuestros alumnos?

video footer universidad

Nuestra vida académica y social