Calidad Europea

¿Qué puedes alcanzar al estudiar un MBA?

Uno de los programas más demandados por los profesionistas hoy en día es un MBA, es decir una Maestría en Administración de Negocios. No obstante la demanda de este tipo de programas, muchos de quienes se interesan o deciden inscribirse en ellos, no conocen en realidad para qué puede servirles estudiarlo y qué es lo que deben esperar aprender en él.

A diferencia de una maestría normal, que se enfoca en fortalecer un área específica del conocimiento, un MBA cubre un temario amplio que incluye todas las áreas trascendentes para la empresa y los negocios. En un MBA debes aprender al menos sobre Recursos Humanos, Operaciones, Marketing, Finanzas y Estrategia que son las áreas clave de todo negocio. A continuación te presento 3 objetivos personales para los que te puede servir estudiar un programa de Maestría en Administración de Negocios:

  1. Re-enfocar tu carrera. Precisamente por su enfoque generalista, un MBA es una gran alternativa para redirigir tu carrera profesional. Si has estudiado alguna ingeniería o licenciatura demasiado especializada, quizá sientas que has topado tus posibilidades de crecimiento en la empresa y que tu única alternativa de crecimiento es ocupar puestos similares en empresas más grandes. En esta situación, estudiar un programa MBA te abre nuevos horizontes y te brinda conocimientos complementarios. Gracias a estos nuevos conocimientos, podrás permitirte un movimiento lateral para cambiar de área, o bien, ascender a un puesto gerencial o directivo. Esto requiere de la especialidad que ya tienes, pero también necesitas entender la empresa como un todo, para lo que forma un MBA.
  1. Dirigir Mejor. Empezar desde abajo en una compañía no siempre garantiza éxito en la función directiva. Si bien el conocimiento del negocio puede ayudar, y mucho, a entender cada una de las áreas que le componen, enfrentar las responsabilidades que conlleva el mando requiere conocimientos que trascienden a la operación cotidiana del negocio. Esencialmente la clave de la labor directiva radica en dos cosas: Liderazgo y Capacidad Estratégica. Las materias relacionadas con capital humano, dirección y administración estratégica son a veces vistas como accesorias, pero en realidad son las más importantes si lo que buscas es ascender en tu trabajo y convertirte en Gerente o Director General.
  1. Emprender tu propio negocio. La gran mayoría de los emprendedores deciden iniciar su propio negocio por dos motivos: Han tenido una idea innovadora que resuelve una necesidad del mercado o bien han aprendido un oficio. Esto significa que, al trabajar en una empresa u organización, han desarrollado las competencias necesarias para hacer por sí mismos lo que la empresa en la que trabajan hace; así construyen su camino a la independencia. Al emprender de esta manera, el dominio completo del negocio se adquiere por ensayo y error, y en muchas ocasiones el fracaso es tan grande que resulta imposible levantarse, o sencillamente se quitan las ganas de arriesgarse. La visión integral de negocio que ofrece un MBA permite entender todas las variables que se deben controlar en una empresa; también ayuda al emprendedor a tomar una mejor decisión cuando ha tenido la iniciativa de independizarse. El MBA no garantiza el éxito en un nuevo negocio, pero sí disminuye el riesgo de emprender y fracasar por desconocimiento. Además, ayuda a aprender de manera más rápida de los fracasos, al poder identificar sus causas y posibles soluciones. Esto incrementa la capacidad emprendedora.

Como puedes ver, un MBA es una gran alternativa para crecer profesionalmente. Si has decidido estudiarlo, lo siguiente es que elijas uno que compagine con tu vida personal y tu trabajo. Recuerda: El MBA sirve para crecer profesionalmente, no para obligarte a elegir entre tus obligaciones familiares – laborales y un título.