1 de julio: Día del Ingeniero en México. 45 años celebrando la unión de la ciencia y la tecnología

01 / 07 / 2019

El 1 de julio celebramos en México el Día del Ingeniero, un gremio que transforma y seguirá transformando al país.

dia ingeniero unir mexico

En México celebramos el Día del Ingeniero todos los días 1 de julio desde 1974. De esta manera, la celebración alrededor del trabajo de uno de los profesionistas más relevantes en el país cumple 45 años.

En el Día del Ingeniero conmemoramos una profesión donde se unen ciencia y tecnología con el objetivo de transformar el entorno. Una disciplina que proporciona a la sociedad bienestar material y que impulsa el desarrollo del país.

En la Facultad de Ingeniería de UNIR México te contamos cuál es el origen de esta celebración y cuál es su importancia. Adicionalmente te contamos cuál es el futuro de una disciplina estratégica en el ámbito empresarial y en la economía nacional e internacional a mediano y largo plazo.

Día del Ingeniero en México: de la Nueva España al siglo XX

El Día del Ingeniero en México fue instaurado en 1974, a sugerencia del ingeniero Eugenio Méndez Docurro, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en el sexenio de Luis Echeverría (1970-1976).

La fecha elegida para conmemorar al ingeniero y su trabajo tuvo como objetivo recordar los vínculos con la industria del México virreinal y, concretamente, con la minería, uno de los sectores estratégicos en la Nueva España entre los siglos XVI y XVIII.

Así, se recordaba que el 1 de julio de 1776 se aprobó la cédula real que permitió la creación del Real Tribunal de Minería de la Nueva España, constituido por el gremio de mineros de la Nueva España.

El Tribunal de Minería, activo entre los años 1777 y 1826, fue de gran importancia para el establecimiento de lo que se puede considerar un marco legal industrial y una normativa que permitiera al gremio un trabajo más organizado y eficiente.

Dicha normativa, surgida en el contexto de la creación del Tribunal de Minería, sirvió como referencia en el resto de las colonias españolas, manteniendo su vigencia prácticamente hasta el siglo XIX.

La constitución del Tribunal de Minería fue también relevante para la formación académica, pues este creó el Real Seminario de Minería o Colegio de Minería, precedente de la formación en ingeniería en México.

Eugenio Méndez Docurro: un ingeniero con visión de futuro

El impulsor del Día del Ingeniero en México fue, por sí mismo, un representante excepcional del papel transformador de los ingenieros en la administración pública y en la gestión institucional.

Originario del estado de Veracruz, Eugenio Méndez Docurro realizó estudios de ingeniería en comunicaciones en la ESIME del IPN y estudios de posgrado en Harvard y en la Universidad de París.

Como director del IPN (1959-1962) impulsó la creación del Canal Once, del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados (Cinvestav), de la Escuela Superior de Física y Matemáticas y del Centro Nacional de Cálculo.

Fue también uno de los fundadores y el primer director (1971-1972) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), una de las instituciones más importantes en materia de investigación científica e impulsora del desarrollo tecnológico del país.

Entre los años 1989 y 1997 fue director general del Instituto Mexicano de Comunicaciones, organismo público encargado de impulsar iniciativas en favor de la tecnología en comunicaciones, con particular énfasis en el desarrollo satelital.

En 1995 Eugenio Méndez Docurro fue distinguido con el Premio Nacional de Ingeniería, el galardón más importante para los profesionistas del gremio en el país.

La ingeniería en México: de la ciudad lacustre a la cuarta revolución industrial

dia ingeniero mexico unir

A lo largo de los siglos la ingeniería mexicana ha tenido que enfrentarse a distintos retos y desafíos.

Desde las obras hidráulicas de la gran Tenochtitlan hasta la máquina de tortillas, pasando por la televisión a colores o la tridilosa, la ingeniería de México ha tenido que ofrecer distintas soluciones a las necesidades del país.

En la actualidad, el reto más importante se encuentra en la incorporación a la Cuarta Revolución Industrial o Industria 4.0, una etapa del desarrollo industrial a nivel mundial que demanda ingenieros especializados en cómputo y tecnología digital.

De acuerdo con la Encuesta de Escasez de Talento 2018 de Manpower Group México, los ingenieros forman parte de los profesionistas cualificados cada vez más difíciles de encontrar en el país.

Esta situación fue confirmada a principios de 2019 en el foro “Retos para la Adopción de la Industria 4.0”, organizada en la Ciudad de México por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

De acuerdo con los participantes de este foro, México enfrentará un déficit de 20 mil ingenieros en el transcurso de los siguientes cinco años. Este déficit se concentrará en las tecnologías de la información, la inteligencia artificial, la realidad aumentada, el big data, el Internet de las cosas y la ciberseguridad, por mencionar las áreas más relevantes.

Ante este panorama, hay una realidad innegable: es imprescindible formarse para enfrentar los retos y las nuevas oportunidades de la Industria 4.0 en país. Así, los ingenieros tienen en sus manos la posibilidad de seguir siendo los protagonistas indiscutibles de la innovación y la transformación en México.

Comparte esta noticia