"UNIR destaca en México por un nivel de calidad sobresaliente"

Pedro Rocha

Desarrollo de contenidos, atención al profesorado y a los estudiantes, coordinación y elaboración de la nueva oferta de Maestrías, entre otras cosas. La mochila de Pedro Rocha Reyes está bien cargada de deberes para este curso escolar. Pero son tareas que el nuevo secretario general de UNIR México afronta con ilusión, entusiasmo y las ideas muy claras en aras de lograr un objetivo nada desdeñable: “Consolidar la oferta educativa que la Universidad Internacional de La Rioja en México está desarrollando aquí desde hace dos años y ampliarla”.

Un cometido para el que Rocha cuenta con un respaldo de peso. “UNIR se destaca en México por un nivel de calidad sobresaliente, es una institución seria que cuida al máximo el proceso de toda la oferta educativa y con una gran visión de futuro“, alaba. Motivos que le impulsaron a aceptar el importante cargo que ostenta desde primeros de septiembre y al que confía en aportar su amplio bagaje laboral. No en vano Rocha es experto en el desarrollo, administración y evaluación de programas de educación superior a distancia, resultado tanto de su trayectoria profesional como de su formación académica.

Maestro en Administración Educativa por la Universidad la Salle y Doctor en Ciencias de la Administración por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en cuya administración ha trabajado los cinco últimos lustros -hasta ser responsable del proyecto de aulas virtuales para profesores de postgrado- y donde también se ha desempeñado como docente de programas de licenciatura y postgrado, tanto presenciales como a distancia, Rocha es además integrante de los consejos académicos para el desarrollo de los informes Horizon Iberoamérica (2012-2017) y Latinoamérica (2013-2018).

Investigación y accesibilidad

“Desde hace veinte años la educación online es mi vocación; soy docente por vocación y un apasionado de esta modalidad”, confiesa el secretario general de UNIR México. “Mi línea de investigación es la calidad en ambientes virtuales”, añade, convencido de que vale la pena “luchar por una educación sin apellidos, que es lo que ofrece la interactividad de las tecnologías, porque es una forma de atender a generaciones futuras; la generación Z demanda otros modelos que aún hoy se están instrumentando”.

Soy docente por vocación y un apasionado de la educación online

Y mientras ese futuro se convierte en presente, él aporta su granito de arena para convertirlo en realidad. Consciente de que su labor se desarrolla en un país, México, “con particularidades; hay mucha competencia en la oferta educativa online e instituciones de prestigio”, constata sin embargo que UNIR “cuenta con un componente único y se está posicionando con gran calidad”. A ello contribuye, sin duda, una de sus señas de identidad, sus “cercanas” clases en línea en directo que permiten el contacto inmediato entre profesores y estudiantes.

Otra baza a su favor la constituye el hecho de que “se están otorgando al estudiante cédulas mexicanas con la doble titulación en España”, recuerda Rocha, cuya intención es enfocarse en que “UNIR incremente la oferta de títulos mexicanos, no solo de Postgrados sino también de Grados“. También trabajará por conseguir abrir áreas de investigación de UNIR México y para que “todos estos programas lleguen a personas con alguna discapacidad; es un objetivo que me apasiona y no dudo que en poco tiempo tengan acceso a este mundo hermoso que es el conocimiento online”, reconoce. “Es una responsabilidad social”, concluye.