Experiencias y desafíos de la educación superior en línea, en la VII Asamblea General de la UDUAL

El 5 y 6 de abril se llevó a cabo la VII Asamblea General Extraordinaria de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL), en el Palacio de la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El objetivo fue establecer propuestas referentes a los diferentes temas que se abordarán dentro de la III Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe (CRES), que se realizará en Córdoba, Argentina durante el mes de junio del presente año.

Dentro de la mencionada Asamblea, se organizó una mesa redonda con el tema “Experiencias y desafíos de la educación superior en línea”, en la que participaron como ponentes Dr. Francisco Cervantes Pérez, coordinador de CUAED; Dr. Gerardo Ojeda-Castañeda director de la Escuela de Altos Estudios de la Comunicación Educativa del ILCE; Dr. Felipe Bracho Carpizo, director general de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de la UNAM; y Dr. Guillermo Rodríguez Abitia, director de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de la UNAM. Por su parte, Dr. Manuel Moreno Castañeda, coordinador ejecutivo de ECESLI-UDUAL, coordinó la mesa; y Dra. Julieta Palma, Directora General y Vicerrectora de Organización docente de UNIR México, fue relatora.

Las líneas de reflexión que se abordaron fueron principalmente tres: el desarrollo de la educación en línea y otras modalidades similares en América Latina durante la última década; cuál es la situación actual los proyectos participantes con relación al ámbito global y las últimas tendencias; y, en tercer lugar, dialogar sobre la visión a futuro de la educación en línea y los desafíos que debe superar.

Como puntos en común se habló de los retos que se siguen enfrentando para impulsar la educación en línea: la cobertura territorial de la educación es insuficiente; el deficiente o inexistente ancho de banda que al que se enfrentan en muchas zonas; falta de formación de los docentes en el uso de la tecnología; y la complejidad de unificar términos, políticas educativas y normatividad de los diferentes países de América Latina. Asimismo, los ponentes coincidieron en la necesidad de construir redes entre las instituciones de educación superior para ofrecer proyectos de mayor calidad en cualquier modalidad de estudio; aunque ya se ha trabajo en ello, hace falta direccionar correctamente todos los esfuerzos.

Es necesario ampliar y fortalecer la oferta de programas de educación a distancia, buscando modelos innovadores y sólidos, como alianzas, cursos, certificaciones; mejorar y actualizar las practicas pedagógicas; e incrementar la cobertura de educación superior.

Desde el ILCE se trabaja con la cinematografía y, en general, con la imagen como medios educativos. Gerardo Ojeda-Castañeda señaló que es prioritario definir los nuevos perfiles profesionales que requiere la educación en línea en el campo de la imagen en movimiento. Además, afirmó que la educación superior en línea depende en gran medida de la profesionalización de docentes y personal involucrado en este sector.  Como respuesta, el ILCE busca certificar en competencias profesionales para todos los medios de comunicación que estén al servicio de la educación.

La Red Universitaria de Aprendizaje (RUA) de la UNAM tiene como finalidad mejorar la educación a distancia, mixta y presencial, a través de un software libre que apoya los procesos de enseñanza-aprendizaje por medio de la colaboración institucional. Actualmente la RUA cuenta con 16,660 recursos, 20 planes de estudios en proceso y 5,800 recursos públicos de la UNAM. Su meta es generar una RUA Latinoamérica, para expandir la red de colaboración para la educación superior, en todas sus modalidades.

Para concluir la mesa, Dr. Francisco Cervantes señaló que es fundamental resolver problemas como la divergencia de propósitos entre instituciones educativas, el burocratismo obsoleto, la desconfianza mutua, la falta de logros gratificantes, y dedicar esfuerzos a la innovación educativa. Propuso trabajar en ambientes educativos que permitan la inclusión social, mejorar la educación y la cobertura territorial, así como incrementar la matrícula.

Finalmente, se comentó que hay que unir fuerzas entre los diferentes ámbitos sociales: gobiernos nacionales, instituciones educativas, sociedad civil y empresa. A nivel internacional urge incrementar la oferta de programas entre países, propiciar el intercambio de profesores, realizar eventos conjuntos, internacionalizar el currículo, atender a migrantes, entre las principales acciones.